La Residencia cuenta con servicio de comedor, en régimen de pensión completa, todos los días de la semana. Además de proporcionar una dieta equilibrada, se adapta a las necesidades de las personas alérgicas e intolerantes y con dietas especiales en caso necesario.

Todos los meses se realizan jornadas con comidas regionales e internacionales.